Algarrobo

Algarrobo es una comuna del Litoral Central y también un exclusivo balneario, ubicada en la Provincia de San Antonio, en la Región de Valparaíso. Es conocida como la “Capital Náutica de Chile”, ya que aquí se practican todo tipo de deportes acuáticos, como velas, surf y otros. Su nombre se debe a la abundancia del árbol algarrobo. Cuenta con abundantes playas y una destacable arquitectura, también tiene el Libro Guinness de los récords. a la Piscina más grande del mundo, en el Condominio San Alfonso del Mar.

En el ex islote de los Pájaros de Algarrobo ahora unido al continente por el Molo de Abrigo del Club de Yates aún quedan restos de un cementerio prehispánico de la cultura Llolleo. Este lugar se ubica al costado suroeste de la Cofradía Náutica del Pacífico Austral.

Desde el año 1578, Algarrobo fue lugar de refugio de corsarios, tales como Francis Drake en su galeon Golden Hind, Richard Hawkins y Thomas Cavendish. Comenzó siendo un extenso fundo de 300 hectáreas perteneciente a doña María Vidal Delazar que lo parceló dándole forma de pueblo veraniego.

El nombre de la comuna se debe a la abundancia del árbol Algarrobo, que por esos años se encontraban en el fundo. El Algarrobo, es un árbol papilonáceo, siempre verde que alcanza ocho y hasta diez metros de alzada. Se dice, que por esos años este balneario era rico en variadas especies vegetales, nombrando entre ellas Olivos, cipreses, boldos, litres, peumos, molles, eucaliptus, aromos, perales y una que otra palmera y por supuesto Algarrobos, de los cuales aún se conservan algunos ejemplares.

En 1854 la antigua caleta de Algarrobo fue habilitada como Puerto Menor con gran contento de sus habitantes y de los hacendados vecinos de Casablanca y Melipilla. Desde ese momento el trigo de sus rulos pudo embarcarse al Perú y California, haciendo que una romería de carretas cargadas con grano llenaran bodegas y corredores. El destartalado caserío en torno a la vieja capilla de La Candelaria pronto dibujó una calle larga bordeando el litoral, con sólidas y sencillas construcciones de adobe y teja. Cuando se inauguró el ferrocarril Santiago Valparaíso en 1857 los veraneantes prefirieron la comodidad que los conducía en solo cuatro horas al mar.

Puerto del departamento de Casa Blanca bajo los 33° 21′ Lat. Lo abriga de los vientos del S. una punta mediana; pero queda algo descubierto al N., siendo solo adecuado por esta condición, como por lo pequeño de su concha, para buques costaneros en la estación del verano; para cuyo tráfico se habilitó por decreto de 7 de febrero de 1854. Su población consta de unas pocas casas dispersas y una escuela gratuita; y goza de temperamento muy sano y fresco, lo que, unido a la comodidad que ofrecen sus playas para baños de mar, la hace un lugar de concurrencia en la temporada de calores. Dista unos 25 quilómetros hacia el S.O. de Casa-Blanca y cosa de la mitad de Cartajena, que deja al S.E. El puerto es tal vez el mismo que a fines del siglo pasado se conoció con la denominación de caleta de Talca.

Diccionario jeográfico de la República de Chile,Francisco Solano Asta-Buruaga y Cienfuegos, 18672

Hacia el norte del Fundo Las Papas (Algarrobo) y cruzando la laguna Los Patitos, se encontraba la “Hacienda San Jerónimo”, hacia el sur, la huella a San Antonio a través de Las Papas, mientras que el camino a Santiago trepaba por los cerros, desde donde se podía apreciar perfectamente el perfil de la costa.

San Jerónimo era la propiedad tutelar de caleta, arrastrando títulos y pergaminos desde el siglo XVI, puede estimarse que su nombre se debe en reconocimiento a dos dueños que tuvo la hacienda, Jerónimo Hurtado de Mendoza y Jerónimo de Reinoso, curiosamente esta propiedad habría cambiando de propietarios reiteradas veces, hasta llegar en tiempos de la república a manos de la familia Balmaceda, Don José María Fernández o Fernández de Balmaceda a quien le sucede a su hijo Don Manuel José, padre del presidente José Manuel Balmaceda, el cual habría nacido allí; posteriormente lo heredó su hermano Don José Elías Balmaceda.

Se dice que esta familia habría construido casas en el Algarrobo y que desde el antiguo muelle vigilaban sus exportaciones de trigo a California. Es así como numerosos hacendados siguieron el ejemplo de los Balmaceda y comenzaron a construir amplias casas en la calle principal del pueblo, muchas de las cuales aún se conservan, un poco deterioradas con el pasar de los años.

La Guerra Civil de 1891 remeció a Algarrobo, ya que con la muerte de Balmaceda, nacido y criado en esta caleta y el exilio de su hermano, José Elías, heredero del fundo San Jerónimo, durante los años 1910 al 1920 cambiaron de dueños de las grandes propiedades del balneario. Al morir soltero José Elías Balmaceda, San Jerónimo pasó a su hermano, José Ramón quien lo vendió a la Sociedad “Harris hrnos”; al disolverse esta sociedad en 1923, la hacienda fue adquirida en remate por Toribio Larraín Gandarillas, manteniéndose en manos de sus posteriores generaciones hasta el día de hoy.

Por otra parte, al morir Don Belisario Torres, socio junto a Don Miguel Varas del fundo Las Papas, este último decide enajenarse de él, adquiriéndolo Don Aquiles Vergara Vicuña, que al corto tiempo se deshizo del campo vendiéndolo a Don Carlos Alessandri Altamirano, antiguo pensionista de Doña Lina, dueña del primer hotel de Algarrobo. Don Carlos Alessandri Altamirano, fue sin duda el gran entusiasta del balneario, el Fundo Las Papas, pasó a llamarse Algarrobo y con ello el antiguo y hermoso balneario comenzó a desarrollarse con el pasar de los años. El rancherío de la caleta, fue trasladado a la moderna población de El Litre y así dio lugar al Yating, en el mismo lugar en donde estuvo, un siglo atrás, el muelle de los Balmaceda.

Algarrobo fue creado como comuna el 21 de noviembre de 1945 al promulgarse la Ley N° 8.388. Ubicada frente al Océano Pacífico a 33°27′ Latitud Sur en el centro del país, sus límites son por el Norte estero Tunquén y la comuna de Casablanca, al Sur limita con la Quebrada Las Petras y la comuna de El Quisco y por el Oeste el Océano Pacífico.